Scroll to top

Pollo a la cerveza con patatas

Hoy queremos compartir contigo una exquisita y tentadora receta: pollo a la cerveza con patatas. Este plato es un verdadero deleite para los amantes de la buena comida. Ya sea que desees sorprender a tus invitados en una ocasión especial o simplemente disfrutar de una cena reconfortante en casa, el pollo a la cerveza es la elección perfecta.

Imagina un pollo jugoso y tierno, bañado en una salsa de cerveza que le da un toque de sabor único e irresistible. Las patatas, por su parte, se cocinan en los jugos del pollo y la cerveza, absorbiendo todos los aromas y sabores para convertirse en pequeños tesoros llenos de delicia.

La magia ocurre cuando el pollo se cocina lentamente junto con la cerveza. Esta combinación crea una sinfonía de sabores que hará que tus papilas gustativas bailen de alegría. La cerveza, con su distintivo sabor amargo y notas maltosas, se fusiona con la carne jugosa del pollo, brindándole una textura suave y una profundidad de sabor única.

Pero eso no es todo. Las patatas, cortadas en trozos generosos, absorben los jugos y sabores de la cerveza, convirtiéndose en una guarnición digna de elogio. Con cada bocado, te cautivarán con su textura cremosa y su sabor irresistible.

La receta puede ser tan sencilla o elaborada como desees. Puedes agregar tus especias favoritas, hierbas frescas o incluso toques de limón para personalizarla según tu gusto.

Ya sea que lo sirvas en una ocasión especial o como un plato reconfortante para compartir en familia, el pollo a la cerveza con patatas siempre será un acierto. Te invitamos a deleitar tus sentidos con esta irresistible combinación de sabores y a disfrutar de momentos inolvidables alrededor de la mesa. ¡Buen provecho!

450 Kcal
4 comensales
60 minutos

Ingredientes

1 cebolla grande

1 lata de cerveza

2 cucharadas de aceite de girasol

4 dientes de ajo

4 muslos de pollo

4 patatas medianas

Sal y pimienta al gusto

Realización

Preparación del pollo a la cerveza con patatas

Primero

Comenzamos cortando la cebolla en juliana y picando los dientes de ajo

Segundo

En una cazuela, añadimos dos cucharadas de aceite de girasol y ponemos a fuego medio

Tercero

Una vez caliente, añadimos la cebolla y los ajos y dejamos que se doren durante unos cinco minutos

Cuarto

Mientras tanto, pelamos las patatas y las cortamos en rodajas gruesas

Quinto

Una vez que la cebolla esté dorada, retiramos de la cazuela y reservamos en un plato

Sexto

Agregamos la cerveza a la cazuela y añadimos las patatas y la cebolla que habíamos reservado previamente

Séptimo

Cocinamos a fuego medio durante unos 30-40 minutos, hasta que las patatas estén cocidas y el pollo esté tierno

¡Servimos!

Primero

Salpimentamos al gusto y servimos caliente

pollo a la cerveza