Scroll inicio

Empanadas de espinaca

Realización

Paso 1

Primero

En primer lugar, para poder preparar las empanadas es menester comenzar con el relleno. Para esto, es necesario cocinar las espinacas, que pueden ser congeladas o frescas, según preferencia. Colocar un chorro de aceite en una sartén, sofreír un diente de ajo en él y agregar las espinacas, salteándolas hasta que estén finalmente listas.

Segundo

Dejar templar las espinacas una vez que se complete su cocción, y al mismo tiempo rallar el queso blanco. Para la mezcla de quesos, se recomiendan quesos frescos, mozzarella, gouda o requesón, este último especialmente si hay un comensal haciendo régimen.

Tercero

Una vez que la mezcla de quesos esté lista, integrarla a las espinacas cocinas; completar el relleno sazonando a gusto con sal, pimienta y/o demás condimentos en cantidad necesaria.

Paso 2

Primero

Hora de armar las empanadas. Para esta parte, hay que comenzar separando las masas para empanada y colocando en el centro de cada base una cucharada abundante de relleno, pero no demasiada, a fin de que luego sea más sencillo cerrar los bordes y evitar rupturas durante la cocción. Dejar al menos un centímetro de distancia entre el relleno y el borde para su correcto cierre. La masa para las empanadas puede ser casera o de esas que se consiguen en las tiendas, listas y separadas para usar directamente.

Segundo

Para el sellado de las empanadas, simplemente hay que cerrar los círculos de la base juntando sus bordes, aplastándolos con los dedos para pegarlos y luego darle forma al borde con un tenedor.

Paso 3

Primero

Para terminar con la preparación, llevar las empanadas a una bandeja tapizada con papel para cocción, de forma que las empanadas no se peguen a la bandeja durante su tiempo en el horno. Pincelar la superficie completa de las empanadas con un huevo batido y, cuando estén cubiertas por completo, es hora de llevar al horno.

Segundo

Cocinar las empanadas en el horno a 200 °C por un período de diez a quince minutos, o hasta notar que la superficie de las mismas adquiere una tonalidad dorada. Se recomienda revisar pasados los primeros diez minutos de cocción, a fin de evitar que las empanadas se quemen.

Tercero

Retirar las empanadas del horno, dejar atemperar por unos minutos y servir en porciones, o guardar en la nevera para consumir posteriormente. Las empanadas son una comida práctica que puede disfrutarse en cualquier momento del día, solo o en compañía.