Scroll inicio

Mozzarella Rebozada

Si cada vez que sales a comer, lo primero que buscas en la carta es queso, hoy os traemos una forma de prepararlo que será el entrante perfecto para cualquier ocasión. En este caso el protagonista es el queso mozzarella, por su sabor suave que se ajusta a todos los gustos. Además, esta receta la podrás preparar de forma rápida, sencilla y con muy pocos ingredientes.

Ingredientes:

  • 300 gr. de Queso Mozzarella
  • 2 huevos
  • Harina
  • Aceite de Maí­z Coosol (suficiente para cubrir la mitad de la sartén)
  • Pan rallado
  • Orégano
  • Sal al gusto

Realización

Paso 1

Lo primero que haremos será cortar la mozzarella en tiras de un centímetro de grosor. Podemos hacer un corte más alargado para que quede tipo palitos de mozzarella. Dejamos reposar las porciones de queso en papel de cocina o en un colador, para que suelten el líquido

Paso 2

Una vez esté el queso escurrido, lo pasamos por la harina. Batimos los huevos y sumergimos las barritas o tiras de mozzarella.

Paso 3

Para terminar con el rebozado, pasamos por el pan rallado, tira a tira, cubriéndolas bien.

Paso 4

Pasamos al frito: en una sartén ponemos cantidad abundante de Aceite de Maíz Coosol, y esperamos a que esté caliente.

Paso 5

Lo siguiente será introducir las barritas empanadas en la sartén, dándoles la vuelta cuando sea necesario para que se doren de manera uniforme. Cuidado con darles demasiadas veces la vuelta, ya que podemos perder parte del empanado.

Paso 6

Cuando estén doradas, las retiramos del fuego y las colocamos en un plato con papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite.

Paso 7

Servimos la mozzarella rebozada sola o acompañada de alguna salsa. La salsa de tomate y orégano nos encanta para acompañar este entrante, aunque también le va muy bien la salsa de pesto e, incluso, guacamole, para un toque más original; si son caseras, ¡aún mejor!

Octavo

Si quieres ahorrarte el paso de cortar la mozzarella y no arriesgarte así a que se te desmenuce o que no quede la forma deseada, puedes optar por comprar las bolas o perlas de mozzarella, que tienen un tamaño perfecto para esta receta.|El pan rallado se puede condimentar con las especias que más te gusten para conseguir un resultado más sabroso. |Como entendemos que no siempre tenemos tiempo para cocinar, podemos preparar las barritas de mozzarella y congelarlas tras el rebozado, para tenerlas listas para freír siempre que queramos.