Scroll inicio

Pollo Frito Crujiente

Las múltiples formas de preparar el pollo hacen de este alimento uno de los más versátiles en la cocina. Para esas reuniones improvisadas en casa, noches de partido o cine, hoy os traemos una de las recetas de pollo más sencillas y sabrosas, con la que es difícil no acertar. Antes de empezar con el paso a paso, debes tener en cuenta que esta receta de pollo frito crujiente implica un mínimo de dos horas de macerado, para que resulte mucho más sabrosa. Toma nota de los ingredientes necesarios y sigue estos sencillos pasos para conseguir un tierno y crujiente pollo frito estilo clásico:

Ingredientes:

  • 10 muslitos de pollo
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de Girasol Coosol Especial Freír (la cantidad suficiente para cubrir la sartén)
  • 1 cucharadita Pimentón dulce
  • 1 cucharadita Pimentón picante
  • Ajo en polvo
  • 1 chorrito de vinagre
  • Harina

Realización

Paso 1Paso 1

Lo primero que debes hacer es mezclar en un recipiente hondo el vinagre junto al pimentón dulce y el pimentón picante

Paso 2

Posteriormente, salpimentar los muslos de pollo y sumergirlos en la mezcla realizada en el paso previo. Asegúrate de mezclarlos bien para que se impregnen de sabor, y déjalos reposar tapados en la nevera, al menos, dos horas.

Paso 3

Una vez pasado este tiempo de maceración, preparamos la sartén con abundante Aceite de Girasol Coosol Especial freír y lo calentamos a fuego alto.

Paso 4

Mientras tanto, rebozamos los muslitos de pollo en la harina.

Paso 5

Una vez que el fuego esté caliente, colocamos el pollo en la sartén y bajamos a fuego medio la temperatura.

Paso 6

Cuando se vayan dorando, retiramos del fuego y los colocamos en un plato. Es importante que pongamos papel absorbente para quitar el exceso de aceite.

Setimo

Servimos el pollo frito recién hecho para que conserve el toque crujiente, junto a la salsa que más os guste (barbacoa o al curry van genial). Puedes acompañarlo con ensalada o patatas fritas para una cena de diez. |Podemos optar por un empanado clásico, pasando el pollo por huevo y leche, para posteriormente rebozarlo en harina y pan rallado (batimos el huevo y lo mezclamos con la leche, y, por separado, mezclamos la harina con el pan rallado).|Para un sabor más intenso, podemos hacer una mezcla de harina con media cucharadita de comino y media de cebolla en polvo.