Scroll to top

Patatas rústicas

Realización

Paso 1

Comienza la preparación de tus patatas rústicas por, justamente, lavar muy bien las patatas, ayudándote utilizando un cepillo si las patatas están muy llenas de tierra, de manera que puedas limpiarlas por completo.

Paso 2

Corta las patatas por la mitad por la parte larga y luego secciona cada mitad de estas en rodajas no muy finas, sino que tengan un grosor de aproximadamente 3 o 4 milímetros. Pon las patatas cortadas en un colador y lávalas, manteniéndolas sumergidas por unos minutos para completar la limpieza y quitar un poco el almidón.

Paso 3

Saca las patatas del agua y, sin dejar a que estas se escurran totalmente, llévalas a una fuente para horno de tamaño grande con un poco de aceite untado, de manera que las patatas tengan espacio y aún permanezcan húmedas del lavado.

Paso 4

Para agregar sabor, dale unos golpecitos leves las ramitas de romero ayudándote con un mortero y aplasta los dientes de ajo ayudándote con el costado de un cuchillo

Paso 5

Condimenta tus patatas a tu gusto con sal y pimienta y demás especias que sean de tu agrado, báñalas con aceite e incorpora a la fuente el ajo y las ramitas de romero. Remueve los ingredientes en la fuente y dale un masaje suave a las patatas para integrar los ingredientes e impregnar las patatas de los sabores.

Paso 6

Precalienta e horno y cocina tus patatas rústicas a 200ºC por aproximadamente 15 minutos, controlando que la cocción de tu horno no las queme. Transcurrido este tiempo, voltea las patatas para que se cocinen del otro lado. Aproximadamente 30 minutos después de comenzar la cocción, controla que las patatas estén doradas y apenas crujientes y sirve. ¡Una delicia!

Paso 7

Para un plus de sabor, puedes acompañar tus patatas rústicas con vegetales cocinados o en la parrilla, salsa de tomate, ketchup, mayonesa, mostaza y otros aderezos, o también con una salsa a base de queso cheddar. El alioli es también una muy buena opción, así como incorporar cebollas en aros fritos o bien caramelizada, para hacer de este platillo algo simple, pero delicioso.

Paso 8

Las patatas son el acompañamiento perfecto para las noches de bebidas, como entrante antes de una cena y también como guarnición con carnes, sándwiches y hamburguesas. ¿Qué esperas para vivir una experiencia culinaria que impresiona desde lo simple?