Scroll to top

Ceviche vegano

Realización

Paso 1

Para comenzar con la preparación de tu ceviche vegano, corta la cebolla en rodajas muy finas y agrégale la sal y el zumo de limas o limón. Deja reposar la mezcla por aproximadamente 20 minutos, cubriéndola hasta que la cebolla esté totalmente curtida.

Paso 2

Mientras la cebolla se asienta, limpia y corta los champiñones blancos y los champiñones ostra en trozos que varíen en tamaño y fríelos en una sartén con media cucharada de aceite hasta que los champiñones suelten el líquido y se reduzcan en tamaño.

Paso 3

Corta finamente los palmitos, el pimiento verde y el pimiento rojo en cuadrados bien pequeños y mézclalos junto con los champiñones y la cebolla en un bol. Agrega a esto el líquido de los palmitos en cantidad necesaria, pero no en exceso, la idea es hidratar la mezcla.

Paso 4

Sazona los vegetales con el ketchup, la mayonesa, mostaza, agrega la pimienta y el aceite de girasol y, en la misma proporción incluye el jugo de la mitad de una naranja, para darle un toque dulce y cítrico a tu preparación.

Paso 5

Integra bien los ingredientes mezclándolos y sirve tu ceviche vegano en copas pequeñas acompañado de maíz tostado si quieres comerlo como plato entrante o aperitivo, o bien puedes presentarlo como plato principal, acompañado de arroz blanco o tu guarnición de preferencia.

Paso 6

El ceviche vegano es mucho más sabroso cuando se sirve fresco, pero cuando está excesivamente frío puede ser difícil de comer, por lo que puedes probar con guardarlo en un recipiente bien cerrado y hermético en el refrigerador para comer al día siguiente y sacarlo unos 30 minutos antes de servirlo. De esta forma, el ceviche estará aún fresco y será muy fácil de comer.

Paso 7

Puedes probar otras variantes de ingredientes para tu ceviche vegano, sea para potenciar los sabores o para salir de la rutina de tus comidas. | Prueba con un ceviche vegano de garbanzos, reemplazando los champiñones por garbanzos cocidos, al punto que su consistencia sea firme, ceviche vegano de habas, reemplazando los champiñones por habas o frijoles cocidos, y también el ceviche de mango, reemplazando los palmitos y champiñones por la fruta (muy ligero y excelente entrada).