Scroll inicio
coosol-facebook coosol-instagram coosol-youtube Visitar coosol.es
Portada / SALUD / Propiedades saludables del aceite de girasol

Propiedades saludables del aceite de girasol

El aceite de girasol es el aceite de semillas más consumido en nuestro país. Rico en omega-6, en omega-9 y en vitamina E, su uso en la cocina aporta múltiples beneficios al organismo. Hoy conocemos mejor las propiedades saludables del aceite de girasol.

Ácidos grasos saludables

El aceite de girasol tiene un alto contenido en omega-6 que, combinado con el omega-9 y la vitamina E le confieren importantes beneficios antioxidantes y estimulantes del sistema inmunitario.

Los ácidos grasos omega-6 y omega-9 son esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo. Por ejemplo, su alto contenido en omega 6 hace del aceite de girasol una excelente forma de promover el crecimiento celular, fortalecer el sistema inmunológico y prevenir el envejecimiento, al ser un regulador endocrino y nervioso. Además, son varios los estudios que relacionan el aceite de girasol con una acción hipocolesterolemiante, es decir, que podría reducir los niveles de exceso de colesterol en sangre, ayudando a prevenir enfermedades cardiovasculares.

Además, en su composición encontramos otros ácidos grasos saludables: el ácido oleico, ácido linoleico, el ácido palmítico y el ácido esteárico. Todos estos componentes son favorables para mantener las funciones del sistema digestivo y del sistema nervioso central.

Y vitaminas

Pero los beneficios no terminan ahí, ya que es una excelente fuente de vitaminas, entre las que destacan la vitamina A o retinol, que desempeña un papel muy importante en el cuidado de la piel y del cabello, la vitamina D, que asegura la mineralización de uñas, huesos, tejidos y dientes, así como la absorción intestinal de fósforo y calcio; y la vitamina E o tocoferol, lo que lo convierte en uno buen antioxidante.

Todas estas razones hacen que sea un aceite muy demandado en la cocina y en muchos alimentos procesados por la industria alimentaria.

 Pero también beneficios cosméticos

Además de un elemento básico en los armarios de nuestra cocina, encontraréis aceite de girasol en la composición de muchos productos cosméticos, ya que contiene extraordinarias propiedades restauradoras para la piel. Se trata de un aceite muy nutritivo y protector de la epidermis gracias al omega-6 y a la vitamina E, y frena los efectos del envejecimiento en la piel.

Ayuda a mantener la hidratación y la elasticidad, gracias a su composición en ácidos grasos, logrando un buen equilibrio de la película hidrolipídica.