Scroll inicio

Salteado de Pak Choi

Realización

Paso 1

Comienza la preparación de la receta por limpiar los Pak Choi. Primero, corta la base que une los tallos, separándolo los tallos a su vez de las hojas. Una vez limpios, corta tus Pak Choi en trozos en tamaño mediano, intentando que te queden parejos entre sí para no tener trozos muy grandes y para que la cocción sea uniforme.

Paso 2

Lava tus setas si están frescas, ayudándote suavemente con un paño o un cepillo para remover la suciedad de ellas por completo. Si las setas son muy grandes, córtalas en piezas pequeñas, de manera que queden de tamaño bocado.

Paso 3

Calienta un poco del aceite de oliva virgen extra en una sartén o wok antiadherente, y agrega los tallos de Pak Choi para saltearlos con una pizca de sal. Deja pasar un minuto antes de incorporar a la sartén las setas, y una vez que lo hagas saltea la mezcla por un minuto más a fuego fuerte.

Paso 4

Añade a la sartén las hojas de Pak Choi, mezcla para terminar de integrar los ingredientes y agrega un chorrito de vino blanco y un chorrito de vinagre. Complementa los sabores con la salsa de soja a tu gusto y el miso blanco o rojo.

Paso 5

Cocina la mezcla en la sartén a fuego lento, hasta que notes que las hojas se encuentran a punto, y para terminar sazona la mezcla con el ajo y la pimienta agregándolos a gusto. Finalmente, añade las semillas de sésamo tostadas y revuelve integrando bien todos los ingredientes.

Paso 6

Retira tu mezcla del fuego y mantén su calor en un recipiente.

Paso 7

Cocina los huevos en agua hirviendo, siempre teniendo cuidado de dejar la yema sin cocer totalmente (huevo poché). | Si te cuesta la técnica para dejar el huevo pochado correctamente, puedes ayudarte utilizando una bolsa de plástico. Solo debes meter el huevo en la bolsa y cocina en el agua hirviendo de la misma forma.

Paso 8

¡Tu salteado de Pak Choi ya está listo! Sírvelo en un plato bien caliente, con el huevo cortado por la mitad a un lado. | Para acompañar el salteado de Pak Choi, puedes utilizar pan según el momento del día en que lo comas, y puedes agregar frutos secos, cebolla caramelizada, pollo, jengibre e incluso aguacate para darle otro sabor a este plato, versátil para cualquier momento del día y ocasión. ¡A comer!

Paso 9

Paso 10