Scroll to top

Albóndigas de pollo

Las albóndigas son pequeñas bolitas de carne que se preparan mezclando carne molida con otros ingredientes como pan rallado, huevo, especias y condimentos. Se pueden hacer albóndigas de diferentes tipos de carne, pero las albóndigas de pollo son una excelente opción para aquellos que desean reducir el consumo de carne roja o simplemente disfrutar de un plato sabroso y saludable.

Esta receta de albóndigas de pollo es fácil de hacer y tiene un sabor delicioso. La carne de pollo, que es más magra que la carne de res, se combina con ingredientes que le aportan jugosidad y sabor. Puedes agregar hierbas frescas, ajo, cebolla u otros ingredientes de tu preferencia para darles un toque personal.

 

Con qué acompañar las albóndigas de pollo

Estas albóndigas son versátiles y se pueden servir de diferentes maneras. Puedes acompañarlas con una salsa de tomate casera, con salsa de yogur y hierbas, o incluso con una salsa picante para aquellos que disfrutan de sabores más intensos. También son ideales para incluir en platos de pasta, ensaladas o como bocadillos en fiestas y reuniones.

Además de ser deliciosas, las albóndigas de pollo son una opción más saludable en comparación con las de carne roja. El pollo es una excelente fuente de proteínas magras y es más bajo en grasas saturadas. Por lo tanto, estas albóndigas son ideales para aquellos que desean seguir una alimentación equilibrada sin renunciar al placer de un buen plato de albóndigas.

En resumen, las albóndigas de pollo son una opción sabrosa y saludable que se adapta a diferentes ocasiones. Su preparación es fácil y su sabor es delicioso, lo que las convierte en una elección acertada para satisfacer antojos y disfrutar de una comida reconfortante. ¡Anímate a probar estas deliciosas albóndigas y sorprende a tus seres queridos con un plato lleno de sabor y bondades nutricionales! ¡Buen provecho!

400 Kcal
4 comensales
40 minutos

Ingredientes

1 cucharadita de sal

1 diente de ajo picado

1 Huevo

1/2 cucharadita de pimienta negra

1/2 taza de pan rallado

1/4 taza de cebolla finamente picada

1/4 taza de leche

500 gramos de pechuga de pollo molida

Aceite de girasol

Realización

Paso 1

Primero

Para comenzar, precalienta el horno a 180°C. En un tazón grande, mezcla la pechuga de pollo molida, el huevo, el pan rallado, la leche, la cebolla, el ajo, la sal y la pimienta negra

Segundo

Mezcla todos los ingredientes hasta que estén bien combinados. Luego, forma pequeñas bolitas de carne del tamaño que prefieras y colócalas en una bandeja para hornear.

Tercero

En una sartén grande, calienta una cucharada de aceite de girasol a fuego medio-alto

Cuarto

Añade las albóndigas de pollo y cocina durante unos 5 minutos, girándolas de vez en cuando, hasta que estén doradas por todos los lados. Transfiere las albóndigas a la bandeja para hornear.

Quinto

Coloca las albóndigas de pollo en el horno y hornea durante unos 20-25 minutos, o hasta que estén completamente cocidas.

Sexto

Una vez que las albóndigas de pollo estén cocidas, retíralas del horno y déjalas reposar durante unos minutos antes de servirlas.

Séptimo

Puedes servir estas albóndigas de pollo con una variedad de acompañamientos, como arroz, ensalada o verduras al vapor.

Albóndigas de pollo